DESRATIZACIÓN

Una de las principales plagas que representan un grave problema para el hombre son los roedores, por las múltiples enfermedades que transmiten, las pérdidas económicas por daños en instalaciones eléctricas, contaminación de alimentos, destrucción de materiales diversos (ropa, muebles y papeles).

Desratización es el conjunto de técnicas que se emplean para el control de roedores (ratas y ratones).
Estas técnicas pueden ser físicas, químicas o mecánicas, siempre teniendo en cuenta la prevención, vigilancia y control.
Las especies de roedores más comunes en los entornos urbanos son:
Rata gris, Rattus Norvegicus.
Rata negra, Rattus Rattus.
Ratón doméstico, Mus Musculus.
Su comportamiento altamente adaptativo, facilita el anidamiento y reproducción en circunstancias ambientales propicias, colonizando infraestructuras urbanas como el sistema de alcantarillado, y al interior de viviendas, locales, industrias, etc.
Las ratas y ratones al convertirse en plaga, representan un alto riesgo para la salud pública, ya que son capaces de causar graves daños en instalaciones y edificaciones y especialmente porque transmite a través de sus heces fecales y orina enfermedades graves, como Infecciones por Hantavirus, leptospirosis, fiebre hemorrágica viral, incluso la peste bubónica siendo la rata negra el mayor vector.

LLAMA YA, NUESTRAS VISITAS DE INSPECCION Y ASESORÍAS SON GRATUITAS!